Toda venta empieza con un momento crítico: el de ponerle nombre a “tu cosa”.

 

Este nombre es lo que hace que quien lo escucha pare de caminar por la calle, de bajar la ruedecita del ratón en Facebook o que silence ese dichoso vídeo de gatitos graciosos que le está mostrando su hermana para prestarte atención A TI.
Y ESE momento, baby, lo es todo.

 

Porque si no lo haces bien, lo más probable es que esa persona pase de ti. El comportamiento humano nos dice que, si te percibe como uno más del montón, no le vas a interesar.

 

Aquí es dónde entra en juego tu nombre DISRUPTOR.

 

Escoger un buen nombre para tu empresa, tu web, tu servicio o producto puede jugar muy a tu favor (o muy en tu contra).

 

Hoy te traigo cinco ejemplos reales de títulos épicos para que tu también crees nombres con gancho. Cada ejemplo tiene una fórmula asociada para que salgas de aquí como el Arnold Schwarzenegger de los nombres memorables.

 

Entra y chafardea cómo ponerle un nombre apetitoso a “tu cosa”. Para que cuando tus potenciales clientes hablen de ello, no puedan resistirse a querer saber más y caigan sucumbidos a sus encantos.

 

#FÓRMULA 1: El momento decadente

 

Imagina que vas a una fiesta de galletas. Allí están todas, dándolo todo en la pista: Chiquilín Ositos, Galletas María, Dinosaurios y hasta Yayitas Desayuno. De repente, alguien entra por la puerta. La música se para y todo el mundo se gira para mirar a esta nueva protagonista. Se trata de mi nueva amiga. Ella tiene apenas 2 días de vida y es una galleta de mantequilla. Podrías pensar que se trata de una galleta común… hasta que te la presento. Mi amiga se llama…

 

Melting moment“.
Que en inglés significa, “momento de derretirse“.
Si algo he aprendido sirviendo cafés es que estas galletas se venden como churros SOLO y únicamente por el nombre.

 

Bueno vale, también porque están rellenas de crema de maracuyá.
Pero eh, por muy rica que esté la galleta, si en lugar de “momento para derretirse” la llamo “maracuyeta”… ¿la probarías?

 

LECCIÓN 1: No importa lo bueno que sea tu producto o servicio, si no le pones un nombre equivalente que despierte en tus potenciales el deseo de probarlo. Con esta fórmula vendes una experiencia.

 

ACCIÓN 1: Pregúntate: ¿qué sentimientos positivos quieres hacer sentir a tu gente/clientes/alumnos con tu cosa?
Haz una lista de cosas que quieres que sientan mientras te están probando. Saca un nombre de esa lista que le haga gozar, disfrutar, morirse de ganas de hacerlo y de tenerlo.
Describe ese momento decadente en dos o tres palabras y vencerás.

 

EJEMPLOS 1: Melting moment (momento de derretirse) => galleta de mantequilla rellena de maracuyá
Bliss Ball (bola de dicha y felicidad) => bola de chocolate con nueces rebozada en coco

 

#FÓRMULA 2: El Beneficio Esperado

Esta fórmula son las típicas que todo el mundo utiliza, por lo que te invito a desatar tu creatividad.
Son los más típicos porque la gente coge UN beneficio que EL ha obtenido (sin contrastar ni probar antes que realmente funciona igual para otras personas), y lo utilizan como nombre para venderte algo. Así, sin vaselina ni nada.

 

[¡OJO CON ESTO!]: Asegúrate que la persona que te consume va a obtener los resultados que ACLAMAS. No solo si hace lo que le dices paso a paso. Sino porque TU le facilitas la tarea de duplicar esos resultados al milímetro. En otras palabras, que tu curso no es un tostón bíblico infumable, relleno de paja, sino que es fácilmente consumible, intuitivo y aplicable. Por lo que si esta no consigue los resultados que llevas como título, que por lo menos no sea porque tu no le has facilitado el aprendizaje…
Si tu producto no es bueno ni está alineado con el nombre, la persona te verá como un fraude y no te comprará JAMÁS.

 

Ejemplo: me ha pasado con cursos del tipo “Infinitipla tus visitas“. Cuando en realidad, las visitas no me importan mucho si no las retengo con una buena conversión (pero esto es otra historia).

 

LECCIÓN 2: Utilizar un beneficio esperado como nombre llama la atención de aquellas personas que buscan desesperadamente tu solución.

 

ACCIÓN 2: Haz una lista de los eventos y situaciones que resuelves con tu producto. ¿Qué soluciones aportas? Empaquétalas en dos-tres palabras que lo expresen con claridad.

 

EJEMPLOS 2:
Sold Out Launch (lanzamiento de ventas agotadas)
The Copy Cure (la cura del copy)

 

#FÓRMULA 3: El juego de palabras

Consiste en mezclar un beneficio o un resultado con lo que TU haces.

 

Cuando lancé mi primer programa online, estuve una tarde haciendo lluvia de ideas. Cómo buena bióloga, empecé dirigiéndome a un colectivo de emprendedores verdes. Todas mis palabras clave empezaban por “eco”. Así que hice lluvia de ideas de todas las palabras que podía continuar con la palabra ECO y que se relacionaran con lo que yo hacía… y nació ECOnciencialos.

 

Lo bueno es que ahora que me dirijo al colectivo emprendedor digital, puedo seguir utilizándolo como E-conciencialos.

 

LECCIÓN 3: Los juegos de palabras son fáciles de recordar, tienen gancho y te permiten expresar más de una idea en una sola palabra. El crear una palabra única también realza tu estatus, tu identidad de marca y el sentimiento de comunidad.

 

ACCIÓN 3: Haz una lista de tus palabras clave. Haz otra lista de palabras con las que tu proyecto o negocio se relaciona. Une las flechas como si fuera un juego de “relaciona las palabras”. ¿Hay palabras parecidas? ¿Puedes eliminar el final de una palabra haciéndolo coincidir con el principio de otra?

 

EJEMPLOS 3: E-COnciencialos, Petrozombie

 

#FÓRMULA 4: La relación de exclusividad

Los humanos somos pequeños bastardos egocéntricos por naturaleza. Nos encanta mirarnos el ombligo y decirnos ¡qué guay que soy! Con esta fórmula podemos aprovecharnos de esa “necesidad” que tenemos de formar parte de un colectivo de élite que nos eleve el estatus social.

 

¿Querrías unirte a la asociación de “Agricultores Prácticos”?

 

Probablemente solo si eres un agricultor aburrido cuya única compañía son sus campos de trigo (el ambiente también juega un papel importante en como perciben tu nombre).
Pero eso de práctico… ¿qué información me da?
Nada.
Cualquier agricultor puede ser práctico y eficiente.

 

En cambio, tus ojos se posan en ese otro cartel:
“El Agricultor Revolucionario”.
Esta última palabra llama a un colectivo agricultor que cuestiona dogmas y no se queda con la primera técnica que le vende el empresario de turno.
¿Quién no querría formar parte de un colectivo tan “fuera de serie”?

 

LECCIÓN 4: Para utilizar esta técnica, piropea a tu audiencia. Utiliza palabras con las que se vean reflejadas para que quieran formar parte de él.

 

ACCIÓN 4: Haz una lista de las palabras mágicas que activan esa chispilla de “ego” entre tu audiencia. Luego, dales forma de “club privado” o “comunidad” en unas 3-4 palabras. ¡Haz que se mueran por formar parte del movimiento!

 

EJEMPLO 4: The Luminary Women (“las mujeres iluminadas”) => grupo de coaching premium
Emprendedores Revolucionarios => comunidad en Facebook

 

#FÓRMULA 5: Resuelve el problema de tu audiencia

Estaba yo paseando tan tranquila por la playa cuando de repente me encuentro este coche…

 

20161027_083759

 

Hire a hubby (del inglés “alquila un marido“).
Este coche de mantenimiento estaba aparcado en un barrio de vecinos más o menos adinerados (y jubilados). Aboga por un público mujer, pues entiende que entre sus clientes,mandan las mujeres y no los maridos. El rango de edad es a partir de los 40 años (pues tienen que tener una casa, una vida estable, un sueldo y un matrimonio en fase “no me toques las narices”).

 

Su público consiste en: Mujer soltera que no tiene tiempo de arreglar el aire acondicionado; Mujer jubilada cuyo marido está cascado y no puede subirse al tejado a arreglar la antena. ¿Solución? “Alquila un marido” que te lo haga.

 

Cómo ves, si realizas bien este ejercicio, “tu nombre” es la respuesta directa al problema de tus clientes en una conversación ficticia:

 

– Cariño, se ha agrietado el techo y hay que subir al tejado a reconectar la antena y el cable de Internet.
– ¡A mi no me mires! ¡”Alquílate un marido”! (hire a hubby)

 

Creando un nombre en respuesta a una conversación ficticia, fomentas que cuando lean tu nombre, tu cliente recree esa situación imaginaria en su cabeza.
Y ASÍ, entendiendo este comportamiento, es como se ganan corazones.

 

LECCIÓN 5: Todo se basa en el principio básico de “conocer a tu audiencia mejor que su madre“. Se trata de entender la vida de tu audiencia a todos los niveles, para llamar su atención con aquello que están buscando.

 

ACCIÓN 5: Imagina conversaciones imaginarias entre tu audiencia o clientes potenciales. ¿En qué momento de la conversación sale tu nombre y por qué? ¿Cuál es el contexto? ¿Por qué nombre quieres que te recuerden para el resto de la historia de la humanidad? ¿Por qué quieres ser reconocido?

 

EJEMPLOS 5: Hire a Hubby (“alquila un marido”) => empresa de mantenimiento y reparaciones;
The Plant People (“la gente de las plantas”) => empresa de jardinería

 

En Resumen…

Para crear un buen nombre, observa a tu audiencia y ponte en su pellejo. Entiende sus dilemas del día a día.
O mejor aún: ¡se TU parte de tu audiencia!

 

Así te aseguras de estar alineado COMPLETAMENTE con sus problemas y las soluciones que tu ofreces.

 

El nombre de lo que ofreces es el gancho que les invita a probarlo. Si les despiertas el gusanillo de la curiosidad, has ganado. También hace que lo recuerden más fácilmente y que el probarlo sea toda una experiencia religiosa. Esto les llevará a hablar de ti cuando alguien haga la inocente pregunta de “¿Cómo te ha ido el día?”.

 

¿Qué contestas cuando te preguntan “cómo te ha ido el día”? Explicas aquellos eventos curiosos que te han llamado la atención.

 

Y tu ahora tienes 5 fórmulas para llamar la atención de tu audiencia con nombres con gancho que te vendan como churros.

 

Cuéntame: ¿cómo vas a utilizarlos? ¿tienes alguna otra fórmula secreta que nos quieras compartir para crear nombres que venden por si solos?

Para más estrategias Disruptoras que paren el mundo de tu audiencia, apúntate a esta clase gratis.

kit-de-hechizos-mock-up

Descargar Clase Disruptora Gratis

Lorena Cárdenas
Dime ¡Hola!

Lorena Cárdenas

Soy una bióloga revolucionaria amante de lo salvaje con un don un poco inusual: se me da bien vender. Utilizo el comportamiento animal para entender exactamente qué decir (y cómo) para hacerme escuchar. Mi misión es entender el mundo para crear Impacto y construir el Planeta con el que soñamos. ¡¡La revolución ética HA EMPEZADO!!
Lorena Cárdenas
Dime ¡Hola!

Pin It on Pinterest

Share This

¡Eres magnífic@! ¿A dónde te lo mando?

TECM opt in form 300px letras

¡Importante! Búscame en tu bandeja de entrada :D (si me encuentras en spam/promociones marcame como segura para poder mandártelo bien)

¡Eres genial! ¿A dónde te lo mando?

TECM opt in form 300px letras

¡Enhorabuena! Ahora busca un mensaje mío en tu bandeja de entrada :D (si me encuentras en spam/promociones márcame como segura para poder mandártelo bien)

¡Bien hecho!

Recibirás motivación semanal, recursos gratuitos, asientos en primera fila para mis sesiones y otros contenidos solo disponibles para suscriptores.

follow dreams 320 px recotrada

¡Enhorabuena! Ahora busca un mensaje mío en tu bandeja de entrada :D (si me encuentras en spam/promociones márcame como segura para poder mandártelo bien)